Dios guarde a Pío XIII

30 Nov

tumblr_ogqm5z9oyw1qgvk6xo1_540

Todo lo que imagina, escribe y crea Paolo Sorrentino está nimbado, como las representaciones gráficas de los santos, e incluso de Dios. Su aureola tiene la cualidad tanto de lo bello como de lo profundo: sus películas contienen pequeños ensayos, a veces diminutos y majestuosos, como los que Montaigne escribía en una sola página. Le basta con un diálogo a Sorrentino para fijar una idea; sus secuencias, sus escenas, son sintéticas y sincréticas: a veces las dos cosas, a veces nada de eso. A veces sólo resultan ligeras y mundanas, como lo que parecen sus personajes. Pero en la frivolidad también hay una historia. No, no: en la frivolidad está siempre la historia. Sorrentino es profundo y frívolo, como la vida, que tiene de todo, y hasta exhibiendo lo feo, es bello, igual que el acto de vivir, inevitable a pesar de todo. Bella, frívola y honda es The Young Pope, una película desmenuzada en diez capítulos de una hora cada uno que Paolo Sorrentino le ha regalado al mundo, como si fuera una ternera sacrificial en el altar de la literatura. Seguir leyendo

28-11-16

28 Nov

Son lúgubres los tiempos en que, como en los corrientes, se equipara -sin rubor- a los políticos corruptos (y hasta a los presuntos) con asesinos y tiranos. Seguir leyendo

El otro

24 Nov

Viene todos los días. Es una mujer fuerte, achaparrada, que penetra con la mirada. Nunca sé muy bien cómo sonreírle, pues tengo la sensación de que puede ver dentro de mí, a través de mí. Se acerca hasta el mostrador, como siempre, con la cartera grande de cuero viejo sujeta bajo el brazo y el gesto resuelto de las matriarcas capaces de ordenar el mundo con una sola frase: Seguir leyendo

23-11-16

23 Nov

Se ha muerto Rita Barberá, una mujer cuyo nombre, por una cosa o por otra, parecía siempre en la punta de la lengua cuando se mencionaba la corrupción política en la España contemporánea. Seguir leyendo

22-11-16

22 Nov

Se acaba noviembre, pareció un parpadeo. La atmósfera dentro de las casas del sur de España está yerta. Seguir leyendo

13-11-16

13 Nov

Pensaba el otro día que una mañana de sábado condensa un poco todo lo que es la vida, todo lo que debería ser. A uno le encantaría vivir en una mañana de sábado, en esas horas maravillosas en las que uno vive en un estado de euforia. Esa excitación, ese estado de alegría, esa joie de vivre de los franceses, que se siente el sábado por la mañana, en donde todo parece posible. Seguir leyendo

La increíble vida de Manolis Glezos (I)

11 Nov

glezos01

Los tiempos turbulentos suelen ser prolíficos en héroes y mártires, en contraposición con la aburrida serenidad de los tiempos de paz. Es, stricto sensu, la diferencia fundamental entre la paz y la guerra, entre el orden y el caos: entre la democracia y la revolución. La famosa frase atribuida a Churchill de que democracia significa que si a las seis de la mañana llaman a tu puerta, sepas que es el lechero, cobra sentido absoluto trazando la comparación con épocas tan recientes todavía como los años 30 del siglo XX europeo, el campo más fértil de la Historia de la Humanidad, por acumulación númerica masiva, para monstruos, sátrapas, mártires y héores. Uno de estos hombres trágicos arquetípicos fue Manolis Glezos, quien aún vive: Bertolt Brecht los denomina “hombres imprescindibles”, y lo cierto es que su historia puede merecer, si no un capítulo de las Vidas de Plutarco, al menos algunas páginas de las Noches áticas de Aulo Gelio. Manolis Glezos trepó la Acrópolis y descolgó la bandera de la Alemania nazi de lo alto de la gran colina ateniense; luego tuvo la vida de Churchill justamente en sus manos, un par de años después. Su trayectoria vital es la de su pequeño y simbólico país durante el siglo XX.

Seguir leyendo

A %d blogueros les gusta esto: