Tag Archives: Casillas

Papiloma balompédico

5 feb

Jugar según qué partidos, ante según qué rivales, puede parecerse muchas veces a situaciones reales de la vida. Por ejemplo, hay partidos semejantes a un domingo soleado y primaveral; uno de esos domingos estupendos en los que uno se levanta tarde, desayuna al fresco en el patio mientras oye las noticias de soslayo, sin prestar mucha atención. Luego se viste de forma ligera pues hace bueno y el sol empieza a calentar, sale a pasear con las manos en los bolsillos; silba mientras compra un par de libros de viejo en el mercadillo de la plaza y se toma un vermú apoltronado en alguna terraza por la que pase mucha gente. Son esos los mejores partidos para pasar una tarde de sábado, o de domingo. Seguir leyendo

La proeza de la gente normal

24 ene

Córdoba es una ciudad preciosa. Debe serlo. No he estado en la Mezquita, ni tampoco he visto las cruces de mayo. De allí sólo conozco el servicio de atención a personas con movilidad reducida de RENFE en su estación de trenes y un Mercadona que hay no muy lejos. Ambas cosas están relacionadas, pero es una historia que contaré en un momento más adecuado. De modo que cada vez que escucho el nombre de Córdoba mi mente viaja hacia aquel día en que me subieron a un tren en silla de ruedas, con la pierna derecha escayolada. Menuda cruz tuve que soportar aquel mes de mayo de hace cuatro años. Casi una ascensión al Gólgota fue la visita del Madrid al Estadio del Arcángel. Al minuto 2 ya iba perdiendo. El árbitro sancionó muy rigurosamente un penalti de Ramos: sobre la frontal, un jugador local zumbó fuerte a la pelota. Al saltar con los brazos más o menos extendidos en una postura natural de quien bota girándose para ofrecer el reverso de la pierna izquierda a la trayectoria del balón, éste golpeó en su antebrazo y el estadio rugió jubiloso. Seguir leyendo

Se nos rompió el amor

5 ene

Mestalla recibió al Madrid con apariencia norcoreana, teniendo razón Jarroson en la apreciación del decorado. Todo tenía un aire muy soviético, coloreado el estadio de negro. El Valencia preparó este partido con ánimo fundacional y eso se notó en el atrezzo y en la actitud desbocada de los jugadores de Nuno. Le hicieron pasillo al Madrid, pero fue un pasillo del que uno como rival puede sentirse orgulloso: todo el campo pitando colérico y los jugadores locales serios; nada que ver con aquella pastelada de 2008 entre el Barcelona de Rijkaard y el Madrid de Schuster. La cosa es que allí donde enfocasen las cámaras había un mensaje en catalán arengando a la nostra bona gent: en las camisetas locales, en la tribuna, en los vomitorios. Seguir leyendo

Benzocrátor

17 dic

Es fama que durante la huida en tropel de los españoles tras su primera llegada a Tenochtitlán, en 1520, que se dio en conocer como la Noche Triste por la historiografía tradicional, ocurrió un prodigio que impresionó en grande modo tanto a la gente de Cortés como a los mexicas. Lo protagonizó Pedro de Alvarado, un tipo tan siniestro como bravo que ya había indispuesto al vecindario cortando magnas cabelleras aztecas con fruición y fenicios ardides. Este hombre, en plena desbandada de los españoles, clavó su pica entre el cieno sanguinolento y el amasijo de cadáveres de compatriotas y caballos; cruzó así… Seguir leyendo

La luz del cuarto de baño

13 dic

Almería es un lugar remoto y apartado. Un territorio adosado a Andalucía por el este que no se sabe muy bien qué hace ahí, todo desértico y mediterráneo. No es un lugar de paso y ni tan siquiera su puerto es importante en las rutas comerciales con el norte de África o con las islas. Quizá ese carácter fronterizo o marginal, endulzado un poco con el idilio de Hollywood, se explica por la terrible amenaza de la piratería berberisca que pesó sobre esta costa desde tiempos muy antiguos. Fue el único dominio ibérico que tuvieron los bizantinos y fue conquistada a los mahometanos bajo la cruz de San Jorge de los genoveses; por… Seguir leyendo

Por amor

30 nov

Crecimos odiando porque el mundo es un sitio oscuro donde a veces pasan cosas feas. Somos hijos del odio. Llevamos esa marca. Negarlo es estúpido porque todavía nos quedan querencias, como al caballo que se lleva media vida entrando en la misma cuadra todos los días y de repente, una tarde, le cambian el paso. Y el pienso. Pero como Saulo escribió a los corintios, “aunque repartiera todos mis bienes para alimentar a los pobres y entregara mi cuerpo a las llamas, si no tengo amor, no me sirve para nada”. Florentino fichó a un artesano del amor paciente, y Ancelotti ha construido, en año y medio, una fortaleza… Seguir leyendo

Toro salvaje

25 oct

El Barcelona tiene la particularidad de desnudar al Madrid, de enfrentarlo con un espejo y despojarlo de la superioridad. Era evidente que esta vez, de un modo definitivo, el Madrid era superior a su adversario. Pero desde el pitazo inicial pareció agarrotarse de nuevo. El ictus competitivo que parecía desterrado, al principio, durante el último año de Mourinho, y después, tras la final de Copa del año pasado, regresó en forma de fantasmagoría al minuto 4. Suárez adivinó un ángulo ciego entre Kroos y Carvajal; Neymar la pisó con esa picardía de niño pobre de favela. Es sabido que los parias… Seguir leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 322 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: