Política, ética y estética

8 Ene

Para valorar la noticia del día, que no es otra que la enésima escenificación de la socialdemocracia buenista esta vez en la apologética gala de entrega del Balón de Oro (rebautizado con el pomposo nombre de Ballon D´Or), hay que tener en cuenta dos aspectos: el político y el estético.

Empecemos por la forma. Aún recuerdo con añoranza cuando el Balón de Oro no era más que un accesorio de lujo que prestigiaba el palmarés del futbolista que más había lucido durante la temporada anterior. La ausencia de boato, de fanfarria, de superflua parafernalia, era precisamente lo que otorgaba un atractivo halo de misterio a la entrega del premio: el elegido era anunciado por France Football, viajaba un día a París, posaba con la pelota maciza ante la Torre Eiffel y volvía a su club en loor de multitudes, preparado para darse un baño de masas ante su público la jornada siguiente.

Desde hace un par de años, esa austeridad elegante desapareció para dejar paso a una auténtica verbena de papel cuché. La FIFA ha hecho del Balón de Oro una pretendida imitación de los Oscar futboleros, pero como todo el mundo sabe, todo lo que toca la FIFA lo convierte en mierda. Siendo el fútbol una industria como otra cualquiera, perjudica al negocio y a su imagen organizar un circo para mayor gloria y boato de todos los jerifaltes del fútbol mundial, uefos y fifos, cuyas folclóricas vidas se asientan sobre la explotación contumaz y descarada de la gallina de los huevos de oro. Gallina, por cierto, a la que cada día temporada hay que echarle más sal para que siga produciendo a un ritmo aceptable, entendiendo por el término aceptable la producción que requiere la manuntención diaria de la barriga de Platini y del harén de jóvenes efebos de Blatter.

En cuanto al contenido, lo que antes era un galardón discutido a veces, pero respetable, es, desde 2010, una pantomima: un premio hecho ex profeso para exaltar una concepción maniquea y anacrónica del fútbol en la figura del jugador bioquímico: Messi. Que tanto en 2010 como en 2012 se lo llevara este jugador paranormal, producto de experimentos hormonales y desajustes fisiológicos de dudosa legalidad deportiva, por delante de jugadores más determinantes en los éxitos de sus clubes (más rotundos en esos años que los del Barcelona), no indica sino la farsa en la que ha resultado ser este trofeo tras su fusión con el FIFA World Player. Tendrá que producirse un fallo en la cadena de producción de pescado transgénico para que algún año, de aquí a 2020, otro futbolista quede por delante del pretendido neoMaradona del siglo XXI en la clasificación de esta absurda fantochada.

Quisiera reseñar la portada con la que ha abierto hoy el panfleto de manipulación pseudoinformativa del grupo PRISA, el diario AS: bajo un titular absolutamente tendencioso, y con la foto de Mourinho captada por un teleobjetivo de paparazzo, el brazo armado del grupo cuyo único objetivo es derrocar a Florentino Pérez de la presidencia del negocio más jugoso de España -el Madrí- ha pretendido menoscabar el honor profesional de José Mourinho cuestionando con un estilo intencionadamente ambiguo su compromiso con la entidad que le paga, al mismo tiempo que ponía en duda su valor como técnico y como hombre infiriendo que de la responsable priorización que Mourinho hacía de sus tareas como entrenador del Real Madrid respecto a la gala de entrega del Balón de Oro en Suiza emanaba una supuesta cobardía o dejación para con sus obligaciones con la imagen del club al que representa.

No voy a hablar de la ética periodística ni de la dignidad profesional puesto que quien firmó la noticia no conoce, ni aun de oídas, tales conceptos. Quien a estas alturas todavía crea en la virginidad de su madre también pensará que no hay una espuria persecución mediática en las redacciones de Madrid contra José Mourinho, su cuerpo técnico, la firmeza institucional con que Florentino Pérez lo ratifica día tras día y la intención del club de establecer un proyecto deportivo serio, profesional y riguroso, a largo plazo. El grupo PRISA se ha situado a la cabeza de la manada de periodistas analfabetos cuya única intención es volver a adueñarse de la dirección deportiva y comunicacional del Madrid, cortijo del que fueron expulsados como los mercaderes del Templo por José Mourinho en 2010: a latigazos, y para ello son capaces de sobrepasar cualquier límite moral en la calumnia y la falta de respeto hacia quien se ponga por delante.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: