6 de febrero de 1936

6 Feb

Del ABC del día 6 de febrero de 1936, extracto dos cosas. La primera es uno de esos pequeños alegatos, separados del resto del cuerpo del periódico por un recuadro bien diferenciado, que tanto me han llamado la atención: la inminencia de las elecciones que polarizarían España se manifiesta en la asiduidad de estas arengas editoriales:

¡C A T O L I C O S!

No somos los católicos los que hemos provocado a nadie en el ejercicio de nuestras prácticas religiosas. Son los izquierdistas los que han quemado y volado con dinamita iglesias, colegios, asilos, bibliotecas, catedrales; son los izquierdistas los que han arrancado el Crucifijo de las escuelas; son los izquierdistas los que nos obligan a defendernos. 

Acuérdate, a la hora de votar, de que la Patria de Santa Teresa, que es tu Patria, fué la elegida por Dios para librar a Europa de la barbarie berberisca y para descubrir y civilizar un mundo bajo el signo de la Cruz, que odian y persiguen las izquierdas.

Qué decir. Qué decir de lo sinecdótico de todo el mensaje. *Los izquierdistas dinamitan y vuelan colegios, asilos y catedrales*. Sinecdótico y ruin: la acción espontánea y puntual, para nada organizada o sistemática y sin duda no planificada de manera instrumental por partido político o grupo social con el fin de martirizar a los católicos españoles, de algunos enfermos ( bárbaros fanatizados azuzados por la coyuntura histórica) en algunas parroquias e iglesias, en algunos momentos concretos del lapso temporal entre 1931 y 1936, es achacada a ese magma, totuum ideológico, que ABC engloba bajo el epítome Las izquierdas. Un poco truhán el editor de ABC, como pueden comprobar. Serenando los ánimos, el buen hombre.

Por otro lado, leo en la edición digital de ABC de hoy, 6 de febrero de 2015, esto: “Alberto Garzón seguirá a Tania Sánchez si IU no pacta con Podemos”. El titular, que hace referencia a una posible fuga del candidato a la presidencia del Gobierno de Izquierda Unida, Alberto Garzón, en aras de forzar la creación de un gran bloque comunista que amalgame las corrientes adversas al Partido Popular en las elecciones generales de este año, me retrotrae, por comparación, a éste otro:

Ante la contienda electoral

La candidatura antirrevolucionaria por Sevilla, capital

Algunos periódicos de Madrid y de provincias se han ocupado estos días de la retirada del director de ABC de la candidatura antirrevolucionaria por Sevilla, capital, y la han relacionado con supuestas diferencias políticas del marqués de Luca de Tena con el partido de Acción Popular.

La prensa de izquierdas no perdona medio de intentar el quebrantamiento de la alianza de las derechas y para ello toma pie incluso de las cosas más pequeñas y que menos pueden significar en un sentido nacional, como es la retirada de un candidato. No vamos a seguirles en su táctica, que sería hacer su juego. Los motivos que se alegan son de todo punto absurdos, porque ABC, que viene propugnando la unión fervorosa y sincera de las derechas españolas, empezando naturalmente, por la unión con la C.E.D.A., sabe que la política de Acción Popular en el momento presente es la misma que ha seguido los dos años últimos y con ella había que contar desde el momento en que se hacían las primeras gestiones para la alianza. Mal podían haber surgido súbitamente esas supuestas diferencias políticas.

(…)

79 años después, destacan dos circunstancias. La primera es que, ante unos comicios como decía el otro día, genesíacos, la necesidad de confluir en bloques partidistas que aglutinen sinergias y afinidades irrumpe de nuevo en el horizonte de la res pública española: en este caso, en el otro lado, el izquierdo, a diferencia de lo acontecido en 1936, año en que esa necesidad (imperiosísima, como estamos viendo) se extendió de un lado a otro del Congreso de los Diputados, dándose así la confrontación entre Bloque Nacional y Frente Popular.

La otra circunstancia llamativa es el argumento victimista: si hoy se prodiga, en el entorno de Podemos y algunos sectores ruidosos de Izquierda Unida, el artefacto dialéctico del “ataque mediático” con el que subyugar a las masas adeptas dirigiéndoles en su cólera contra un difuso enemigo social y político que maneja oscuros ataques periodísticos hacia ellos (ataques nacidos del miedo: ya saben, “el miedo cambia de acera”; miedo usado además como contragolpe propagandístico para acusar al adversario: ¡nos machacan con la estrategia del miedo!) era entonces moneda también del bloque conservador, o de su entorno periodístico, que viene a ser un poco lo mismo.

Este párrafo postrero de la noticia actual me lleva, irremediablemente, a lo que reseñé ayer: Despejado el futuro político de Sánchez, sus excompañeros de IU-Madrid apuntan al judicial: «Aunque la renuncia de su acta pueda privarle de la condición de aforada, solo lo hará circunstancialmente ya que, desde un lado u otro, volverá a ser titular de un escaño el 24 de mayo», sostienen

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: