12-01-16

12 Ene

Pensar en los griegos antiguos, me subyuga. En todo lo que lograron hacer. Fueron gentes que vivieron vidas fascinantes. Invadieron, conquistaron, perdieron, sufrieron destierros, navegaron por todas partes, conocieron los confines de su mundo y, además, deliberaron acerca de cuestiones fundamentales. De forma que hoy, 2500 años después, aún tenemos sus conclusiones por válidas, o como poco, por referencias imprescindibles sobre los más diversos asuntos humanos y divinos. Imaginar todo esto, me hace sentir algo parecido al aplastamiento. Lo hicieron todo y lo inventaron todo, y hasta imaginaron la Luna y los astros, y el Universo, mucho antes de que un semejante pudiera viajar hacia ellos. Creo que la Historia se lo dejó casi todo allí, entre Brindisi y los Dardanelos; que han nacido luego muchos más hombres extraordinarios, pero no tantos ni tan juntos, en una tierra tan árida e infértil como Grecia. Pero tan humedecida por la ciencia humana, la única ciencia. ¿Qué podemos hacer nosotros, si ya está todo dicho, y hecho? Han muerto personas hoy en Estambul, la segunda Roma. Dicen que Alá tiene 99 nombres, y que el que hace 100, no se puede pronunciar. A ver si va a ser Muerte. Brilla el sol, hace frío. Me duelen los ojos: el Consejo General del Poder Judicial ocupa muchas páginas en Pages. Luego seguiré con Platón y a la tarde, jugaré al fútbol. Es preciso desentumecer el cuerpo. Se alivia la cabeza, aunque la saudade no se va, no se va.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: