Goles y utilidad

6 Mar

Real Madrid 7-1 Real Club Celta de Vigo

El Madrid de la campaña 2015-2016 va  a batir un récord: el de mayor número de goles a favor que no sirven para nada. Se ha especializado en destrozar a equipos de clase media, de clase media-baja, pensionistas y algunos otros de los que se sitúan en la franja tributaria que precede a la clase alta, como el Celta. 7-1, 10-2, 5-0, 5-1, 6-1. Betis, Rayo, Celta, Español, Sporting, todos han salido del Bernabéu con un saco de goles. ¿Para qué? Inquietante pregunta. Hay muchos madridistas que no quieren hacérsela. Yo los entiendo. La realidad puede ser tan dura a veces que es mejor inventarse ficciones consoladoras. Los árbitros, el dopaje, qué sé yo. El Madrid volcánico del Bernabéu, donde los goles caen sin que nadie los empuje, se transforma en el Madrid decrépito fuera de casa, donde sólo marca un gol tras sacrificar una ristra de condenados a galeras abriéndoles el corazón en un altar, con un cuchillo de obsidiana. Este Madrid es fuerte con el débil y débil con el fuerte, porque ni Atlético de Madrid, ni Valencia, ni Barcelona, ni Sevilla, y tan sólo el Athletic de Bilbao, han sucumbido a su poder pirotécnico. Este Madrid de fogueo se parece mucho a su referente, Cristiano Ronaldo, quien está a las puertas de superar un registro memorable: el de los infinitos goles completa, absoluta y absurdamente inútiles. El único aristócrata al que este Madrid ha bajado el labio fue el PSG, en un partido disparatado que se ganó porque Nacho chutó con la espinillera una pelota deglutida lindamente por el portero. Que se puede ganar la Copa de Europa es una posibilidad real: peores cosas se han visto en un juego dominado por los dioses Imprevisibilidad y Delirio. Zidane ha de travestirse en augur y convocar todas las fuerzas supraterrenas en una montaña perdida de la Berbería, desenterrar los huesos de toda la marinería del pirata Barbarroja y organizar algún tipo de rito mágico mirando al Mediterráneo, para que toda esta sinrazón sirva de algo.

3 comentarios to “Goles y utilidad”

  1. desqueran 6 de marzo de 2016 a 22:50 #

    Yo me hacía ayer esa misma pregunta: ¿para qué sirven todos esos goles tan mal repartidos? Bueno: sirven para divertirnos, y para demostrar que el equipo no baja el ritmo cuando lleva ventaja. ¿Debería el Madrid dar por cerrados los partidos cuando ganara por tres goles de diferencia? ¿Empezar a pasarse el balón sin avanzar? Creo que estaremos de acuerdo en que eso no nos gustaría.

    Ya, pero ¿y a los equipos fuertes? Bueno: a los equipos fuertes, nadie espera que los goleemos, así que la comparación no es del todo exacta. Y, si no podemos ganarles, y ni siquiera empatar con ellos, no es debido a que seamos una especie de matón que se ensaña con los débiles y se acobarda con los fuertes (esa misma era la imagen que la prensa daba del Madrid en la 2010-2011, y todos sabemos con qué intención).

    No: el Madrid, ahora como entonces, es un equipo potencialmente brillantísimo (un 7-1 al Celta es cosa seria) con graves problemas competitivos (psicológicos, de juego, o ambos). Es lógico que un equipo con ese potencial arrolle a los rivales inferiores a él; es lógico que un equipo con esos problemas no sepa competir con sus iguales.

    Démosle al equipo el beneficio de la duda (aquí, pienso sobre todo en el entrenador), y recordemos lo que llegó a ser, con el tiempo, aquel “matón” dirigido por Mou.

    • antoniovalderramavidal 7 de marzo de 2016 a 9:34 #

      Por supuesto: con lo de”fuerte con los débiles…” no quería hacer mención a la sibilina crítica tan manida en otros tiempos que venía desde la aviesa prensa contraria a los intereses del club, sino subrayar un hecho: este equipo, potencialmente tan bueno, con tantas virtudes supuestas y apenas mostradas, no es capaz, por H o por B, de desarrollar y sostener ese potencial que se le adivina. Más allá de varios picos puntuales (la Liga de Mou, el doblete con Carlo), este Madrid ha estado en situación real de establecer una hegemonía por la calidad de sus jugadores y cantidad de sus recursos. No ha sido posible. Yo creo que este grupo está finiquitado. No el grupo entero, obviamente. Hay activos fundamentales para el Madrid de mañana. Entre ellos, como bien dices DeSqueran, el entrenador. Pero la inestabilidad crónica que psicológicamente arrastra este Madrid desde principios de esta década, ligada a los terribles errores en la planificación de este año (destitución de Carlo, fichaje de Benítez, renovación de Pepe…) ha terminado de matar esta temporada antes de que concluya. Es lo que siento. Ojalá me equivoque de medio a medio.

  2. desqueran 7 de marzo de 2016 a 15:59 #

    Pienso como tú, y simplemente he puesto por escrito lo que se me pasó por la mente tras la goleada al Celta. Creo que conviene que los madridistas tratemos de ser constructivos, más allá de que tengamos o no esperanzas (yo mismo no sé si Zidane es el entrenador adecuado), y no contribuyamos a alimentar la “picadora de carne” que es el Madrid. Sobre lo demás -una plantilla, una generación entera, desaprovechada; una dirección deportiva errática, que pasa de Mou a Ancelotti y de Ancelotti a Benítez, para llegar a Zidane, sin dar explicaciones en ningún momento-, me temo que poco podemos hacer.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: