15-04-16

15 Abr

Viernes, viernes, viernes. Qué sonoridad la tuya. El viernes viene envuelto en un sudario de pereza. Las semanas parecen sucesiones de frames que pasan muy rápido, y eso no es del todo malo: al menos me acercan, hacia donde sea que los átomos me lleven. Los días en que hay sorteo de la Copa de Europa son días perdidos. La mañana, rota, queda inservible, descacharrada encima de la mesa. Qué puedo hacerle, el fútbol es un residuo antropológico indestructible en el logos del hombre civilizado. En este viernes también ha dimitido el ministro Soria, el hombre que se parecía tanto a Aznar que hubo de nacer en Canarias para ahuyentar sospechas. Dijo una cosa, luego otra, y al final, según los analistas, todo ha resultado un problema de comunicación. Como algo me interesa el tema, le he dado vueltas. Creo que el llegará un día en que un cargo público admita, ante los rumores y las publicaciones más o menos fundadas, su culpa. Y salga ante los medios, revestido de toda la auctorictas de la verdad, y diga: perdón, lo hice. Me equivoqué, aquí está mi renuncia. Me voy. Comprendo que ningún asesor ni jefe de prensa ose siquiera insinuarle tal cosa a sus superiores. Faltaría más, y al fin y al cabo, hay que comer: el primer impulso del hombre normal es el de la supervivencia; el primero del hombre con poder es creer que él siempre sabe cómo se hacen las cosas. Pero como estrategia es interesante y les convendría repensarla a todos esos apparatchiks que rodean a ministros, secretarios, presidentes, diputados y portavoces. La honestidad como baza política, baza que implica el medio y el largo plazo. Naturalmente, admitir que uno ha hecho algo que la convención social estipula como infracción, conlleva un inmediato apartamiento de la vida pública. Pero en este mundo no hay nada perfecto. Hoy volveré a jugar al fútbol, quizá también a escribir. Ha sido una buena semana en ese aspecto, aunque otras ocupaciones menores a las que pronto daré carpetazo, me hayan tenido en el Mar de los Sargazos.

Addenda para humanistas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: