09-08-16

9 Ago

El fin de semana pasado tuve otra prueba más del influjo del viento en mi ánimo: todo era hostilidad e indiferencia a mi alrededor, manifestaciones agresivas del entorno para conmigo. Durante ciertos momentos del sábado, en concreto, sentí un ahogo físico procedente de la idea, disparatada pero ciertamente irrebatible, de que no podía escapar de mí mismo: de los coches parados en mitad del asfalto calcinado, del calor apabullante, del bochorno, del abrazo hacinado de la multitud, de la abulia. Se me ocurrió escribir algo en primera persona, una somera descripción de mis sentimientos. Pero iba a quedar algo tan negro que decliné. Tampoco sentía ninguna inclinación hacia escribir, y aún hoy me cuesta, y por eso no sé cómo terminar esta anotación con finura. A veces es mejor un tajo seco y limpio, desde luego. Más tarde tuve la idea de aprovechar esa carga de negatividad suicida para remendar un relato sobre destrucción y apocalipsis, un tema al que llevo tiempo dándole vueltas. Saldrá, pero no será hoy. Hoy juega el Madrid, dos meses después de Milán, y me abandono al nonchalantismo: las perspectivas económicas para lo que resta de verano son malas, aunque también en eso es mejor no pararse demasiado, por que como tantas otras cosas, es una circunstancia que escapa del todo a mi control. Pero como leí hoy en Tumblr -recipiente de belleza y compilación de sentencias coelhianas; es gracioso, uno nunca sabe dónde va a encontrarse una gota de sabiduría-, dijo no sé quién un día que es ridículo decir que alguien está triste o feliz, pues en un sólo día, alguien es una multitud de álguienes al mismo tiempo.

Como me pasa siempre, ha tenido que morirse Gustavo Bueno para que yo lo descubra. Enganchado al canal de YouTube donde está amontonado, cual alacena de Emporión, todo el caudal resultante del viejo programa de Dragó “Negro sobre Blanco”, hago economías sobre cuánto me va a costar un nuevo asalto frontal a mi lista de deseos de Amazon.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: