Tag Archives: Francia

De Elba a Waterloo

28 Feb

El 26 de febrero de hace 202 años, Napoleón abandonó la isla de Elba acompañado de mil soldados, en una flotilla de apenas siete fragatas. Llevaba confinado allí desde el 30 de abril de 1814, cuando tras abdicar y renunciar a los derechos de su hijo sobre la corona imperial, abandonó Fontainebleau dando su memorable discurso ante la Vieja Guardia en el patio de armas del palacio. Seguir leyendo

La increíble vida de Manolis Glezos (y III)

3 Ene

7451005454_9ed573f89d_h

La Dekemvriana, también llamada “el diciembre rojo” o “la Batalla de Atenas”, continúa siendo un episodio oscuro y turbio, sobre todo en lo referente a la implicación directa de las tropas británicas en la muerte de civiles a principios del último mes de 1944. Sea como fuere, aquello dio comienzo a una guerra civil sangrienta entre griegos. Los miles de partisanos comunistas con que el ELAS contaba en el Ática fueron diezmados por la intervención conjunta de británicos, guerrilleros de la Liga Nacional Griega Republicana (EDES) del teniente coronel Napoleon Zervas (un héroe de la I Guerra Mundial) y elementos monárquicos y colaboracionistas filonazis rehabilitados ex-profeso tras la liberación de Atenas; una coalición confusa y precaria que tenía como objetivo prioritario evitar que Grecia se convirtiese en un satélite de Moscú tras la victoria sobre Hitler. El EDES de Zervas era un ejército de partisanos heterogéneo. De inspiración venizelista, es decir, “socialdemócrata”, combatió desde el principio de la ocupación nazi junto a despojos del régimen de Metaxas y luego, en el Epiro, Albania y Macedonia, junto con los británicos, quienes rápidamente los armaron y legitimaron pues rivalizaban con el ELAS en aceptación popular, sobre todo en el campo griego. Seguir leyendo

Austerlitz

2 Dic

zpage424

Cuenta David Chandler en su monumental “Las campañas de Napoleón”, traducido y editado hace poco por La esfera de los libros, que el 23 de noviembre de 1805, “el grado de cansancio de los franceses resultaba preocupante. Al Emperador no le quedó más opción después de ocupar Brno que decretar un alto en las operaciones y conceder un descanso imprescindible. Seguir leyendo

Gogol, o el cinismo mágico

3 Nov

fgr11032011115056

Todo el mundo, al hablar de Rusia, o de la novela rusa, piensa: Tolstoi, Dostoievski. Naturalmente, los dos colosos no sólo se vienen a la mente de cualquiera en una charla sobre literatura. Son, así mismo, estandartes inevitables de la cultura europea y universal, y emblemas sinecdóticos de lo ruso. Si el siglo XIX fue fecundo en algo, fue en novelas. El género creció, se expandió, se inventó de nuevo, alcanzó la cota más alta de excelencia, y todo porque, como es obvio, se sucedieron en Francia, Gran Bretaña y Rusia las vidas de los autores más excepcionales de la literatura de ficción: Hugo, Balzac, Stendhal, Dumas, Flaubert, Zola, los citados Tolstoi y Dostoievski, Dickens, Poe en América, Kafka más tarde, en Centroeuropa. No obstante, el caso ruso es paradigmático. A medida que se derrumbaba el insostenible ecosistema social del país, las letras rusas brillaron con un fulgor comparable al del Siglo de Oro español. La analogía con la España de los Austrias es procedente, puesto que la decadencia general, interestamental, política, de las dos naciones, fue quizá el sustrato que fertilizó la tierra que estos genios necesitaban para desarrollar su talento. Sin embargo, hoy día, aquí en España, ¿quién conoce lo que hubo antes de Tolstoi y Dostoievski? ¿Quién los lee? Antes de Zeus fue Urano. Antes de Fiodor y de León, vino, entre otros y sobre todo, Gogol. Seguir leyendo

Trafalgar

21 Oct

El mismo día en que Napoleón le daba la primera estocada a la Tercera Coalición en Ulm, el 20 de octubre de 1805, su flota, al mando del vicealmirante Villeneuve, se dejaba emboscar en Cádiz por la británica. Al día siguiente, mientras el general Mack desfilaba con ridículo y bochorno junto a sus 27 mil austríacos delante de Napoleón y la Grande Armée, tirando sus armas en un montón hecho en la falda de una colina de los Altos del Michelsberg, Villeneuve finiquitaba su catastrófica campaña siendo derrotado frente al cabo español de Trafalgar. Seguir leyendo

Un español en la guerra de Francia

5 Oct

00106517483894____2__600x600

 

Cuando Francia le declaró la guerra a Alemania y ordenó, el domingo 15 de agosto de 1914, la movilización general de “tout Français soumis aux obligations militaires doit, sous peine d´etre puni avec toute la rigueur des lois” (tal y como rezaba la célebre Orden de Movilización General que hoy venden en el Arco del Triunfo y en la Torre Eiffel como souvenir, en forma de cuartilla) Agustí Calvet estaba allí. Estudiando filosofía en la Sorbona y viviendo en una pensión, la de Madame Durieux, ubicada en una plaza cuyo nombre retumbaba germánicamente: de Fürstenberg, en el corazón de Saint-Germain-des-Prés. Tenía 27 años, y la Gran Guerra, aquella “convulsión incalculable” que él compararía luego con el Diluvio Universal, lo cambió también a él; de licenciado en Filosofía y Letras con aspiraciones de erudito y académico, a periodista bajo el pseudónimo de Gaziel.  Seguir leyendo

Un soldado en San Marcos

12 Sep

fbea913739dc07798bf7df9a21bfe900

El cuadro se llama Tropas napoleónicas en frente de San Marcos, Venecia”. Lo pintó Georges Jules Victor Clairin. Seguir leyendo

A %d blogueros les gusta esto: