Tag Archives: nazismo

Lo que ha quedado de todo aquello

5 Abr

exposition-universelle-trocadc3a9ro-1937

Se ha vuelto a hablar en estos días del Guernica de Picasso, por que van a cumplirse 80 años del bombardeo alemán sobre Guernica que dio pie a su realización, y de su realización misma. Se suele olvidar o dejar en un segundo plano el contexto en el que se dio a conocer la obra al mundo, que fue la Exposición Internacional de París del año 1937. Quiero hablar sobre aquella Expo. Estaba dedicada a la técnica y su incidencia en la vida moderna, por supuesto. Hay, en particular, una foto, que me subyuga desde que la vi por primera vez. Es la que encabeza este texto. Está tomada desde el Palacio de Chaillot, el feo mamotreto por el que se derruyó para la ocasión el viejo y precioso palacio neobizantino del Trocadero. Seguir leyendo

La increíble vida de Manolis Glezos (II)

17 Dic

424185f535c3ba1511b8d128b26c343d

Tras la hazaña de Glezos y Santas, proeza cuyo ejemplo correría como la pólvora por toda la Europa ocupada por los nazis iniciando el fenómeno partisano de la Resistencia, ambos fueron condenados a muerte in absentia. Sin embargo, Glezos no sería capturado por la Gestapo hasta el año siguiente, 1942. Seguir leyendo

La increíble vida de Manolis Glezos (I)

11 Nov

glezos01

Los tiempos turbulentos suelen ser prolíficos en héroes y mártires, en contraposición con la aburrida serenidad de los tiempos de paz. Es, stricto sensu, la diferencia fundamental entre la paz y la guerra, entre el orden y el caos: entre la democracia y la revolución. La famosa frase atribuida a Churchill de que democracia significa que si a las seis de la mañana llaman a tu puerta, sepas que es el lechero, cobra sentido absoluto trazando la comparación con épocas tan recientes todavía como los años 30 del siglo XX europeo, el campo más fértil de la Historia de la Humanidad, por acumulación númerica masiva, para monstruos, sátrapas, mártires y héores. Uno de estos hombres trágicos arquetípicos fue Manolis Glezos, quien aún vive: Bertolt Brecht los denomina “hombres imprescindibles”, y lo cierto es que su historia puede merecer, si no un capítulo de las Vidas de Plutarco, al menos algunas páginas de las Noches áticas de Aulo Gelio. Manolis Glezos trepó la Acrópolis y descolgó la bandera de la Alemania nazi de lo alto de la gran colina ateniense; luego tuvo la vida de Churchill justamente en sus manos, un par de años después. Su trayectoria vital es la de su pequeño y simbólico país durante el siglo XX.

Seguir leyendo

A %d blogueros les gusta esto: